Tasa de SUSTITUCIÓN

 

Comparativa PADRE e HIJO

Hoy por cada pensionista hay casi 2 trabajadores para pagarle la jubilación. En 2050, como consecuencia del envejecimiento de la población y el aumento de la esperanza de vida, algunos cálculos prevén que haya 1 persona en edad de trabajar (16-67 años) por 1 persona inactiva (+67 años y menos de 16 años).

El gasto que suponen las pensiones hoy representa el 10% del PIB. En 2050 se calcula que será del 18%. ¿Qué nos queda por ver?

-Se va a retrasar la edad de jubilación hasta los 70 años.

-Se aumentará el cómputo para calcular la pensión. Ahora se tienen en cuenta los últimos 25 años de tu vida laboral pero este cálculo se ampliará a TODA la vida laboral.

-Se potenciará el ahorro privado complementario. Es decir, que las pensiones no SÓLO se paguen con las cotizaciones a la Seguridad Social de los que trabajan hoy sino que se complementen con el ahorro privado (empresas y trabajadores) como hacen en Europa y EEUU.

Los seguros de Vida Riesgo de las aseguradoras son más baratos que los seguros comercializados por bancos

La diferencia en las primas supera en algunos casos el 30%, según el último trabajo comparativo de INESE y Global Actuarial

INESE y Global Actuarial han elaborado un nuevo informe en el que analizan las primas y coberturas de los seguros de Vida Temporal Anual Renovable correspondientes a 2014 comercializados por banca y aseguradoras. El estudio ha sido elaborado mediante la técnica del ‘mystery shopping’, obteniendo la información a través de entrevistas presenciales y simulaciones reales para cada segmento definido para el análisis.

Las coberturas analizadas han sido las de fallecimiento e invalidez absoluta (IPA), para tres perfiles en función de la edad de la persona que contrata la póliza y con dos niveles de capital (30.000 y 120.000 euros). La principal conclusión que se extrae del estudio es que, aunque existen diferencias entre entidades, “podemos validar que las tarifas aplicadas en Vida Riesgo por las entidades financieras son significativamente superiores en todas las edades y en todos los tramos de capital, a las  aplicadas por las compañías aseguradoras”.

Las mayores diferencias, superiores al 30%, se dan en la prima promedio para un cliente de 30 años, tanto para capitales de 30.000 euros (en bancos, dicha prima es de 60,75 euros, frente a 40,90 euros en aseguradoras) como para una cobertura de 120.000 euros (la tarifa media en entidades de bancaseguros es de 240,28 euros, por los 152,85 euros en compañías de seguros).

¿Toda la vida laboral?

Expansión 8 feb 2012.

La reforma de las pensiones acometida por el Gobierno socialista, que en julio del año pasado prolongó la edad legal de jubilación hasta los 67 años y extendió de quince a veinticinco años el periodo para calcular la pensión, dio el pistoletazo de salida a una necesaria reestructuración del sistema.

Pero, aunque importantes, los cambios introducidos se antojaban ya entonces insuficientes para garantizar su sostenibilidad a medio y largo plazo ante la funesta progresión del paro y la violenta y continuada destrucción de empleo, que ha dejado sin trabajo a 5,3 millones de personas y a la Seguridad Social en números rojos y por debajo de los 17 millones de cotizantes, dos millones y medio menos que en 2007.

Con estos mimbres, a los que se añade la amenaza del paulatino envejecimiento demográfico y el descenso de la natalidad, lo que provocará que cada vez sean más los ciudadanos soportados por el sistema y menos los que carguen con el peso de su financiación, era evidente que el Gobierno del PP debía completar una reforma que apuntaba en la buena dirección pero que quedó inacabada.

Sus propuestas, esbozadas ayer por la ministra de Trabajo, Fátima Báñez, se adentran por la senda ya trazada, haciendo especial énfasis en la ampliación a toda la vida laboral (es decir, al menos 35 años), del periodo de cálculo de la jubilación. Una decisión que nos igualaría con otros países de nuestro entorno e introduciría racionalidad en el sistema, al hacer más proporcional la relación entre lo aportado al sistema y lo recibido de él.

El TSUNAMI que les viene a los autónomos

Según el Ministerio de Trabajo e Inmigración, la pensión media de los jubilados del régimen general es de 928€. Cifra que baja hasta los 548€ para el caso de la pensión media de los autónomos de España. Así, un tercio de los 621.000 jubilados autónomos cobra una pensión de entre 450 y 500 euros pero otros 130.000 se encuentran por debajo de los 450 euros de pensión, cantidad insuficiente para mantener un nivel de vida digno.

 En España hay un poco más de 3.000.000 de personas autónomas activas que suponen el 18% de las que cotizan a la Seguridad Social. Con la nueva reforma de las Pensiones, el hecho de que se haya aumentado el periodo de cálculo a 25 años, en lugar de los 15 últimos, provocará una reducción de aproximadamente el 20% en sus pagas de jubilados.

Los autónomos tenían una mala costumbre, muchas veces desde el desconocimiento y la poca previsión, y era la de cotizar siempre por la base mínima (algo que hacía el 84% de los autónomos en España), y que sólo cambiaban a la máxima en los últimos 15 años de su carrera de cotización para poder tener una jubilación lo más igualitaria posible con respecto al régimen normal de trabajadores

En la situación actual conllevará un cambio de mentalidad en los autónomos que les lleve a cotizar en función de sus ingresos reales en cada periodos de alta cotización con otros de baja. Pero se ha creado un grave problema para aquellos que ya han cumplido los 50 años y cotizaban por la base mínima. A éstos solo les quedará jubilarse mucho más tarde para acogerse a los incentivos que premia con un extra de entre el 2-3% más de pensión por cada año que se retrase la jubilación a partir de los 65 años, (por esa razón, el 75% de las 150.000 personas que están trabajando y cotizando actualmente por encima de los 65 años de edad, son autónomos) o de contar con un Plan de Pensiones, u otro sistema de ahorro, para cubrir el “gap” entre su último sueldo y su pensión.

Este es el TSUNAMI que les llega, como una ola imparable, a los autónomos y nuestra misión es ayudarles a que alcancen también su independencia financiera, nunca es tarde. Por ese motivo estamos elaborando un breve manual que enviaremos a toda nuestra RED de colaboradores para que puedan ayudar perfectamente a estas personas.

Ya nos lo decían en el año 1996

En el año 1996, una prestigiosa aseguradora hizo una espectacular campaña a todos los clientes para concienciarles de la problemática futura del Sistema Público de Pensiones. En aquel año España acababa de salir de una importante crisis económica y desde entonces los salarios medios fueron aumentando significativamente desde 1.050 euros mensuales en 1996 hasta 1.550 euros en el 2009. El paro descendió del 24% en el año 1994 hasta el 8% en el 2006. El precio de la vivienda crecía una media del 9% anual y la gente ( entre ellos muchos extranjeros) invirtió sin control en inmuebles. Las familias se fueron endeudando progresivamente empujados al consumo por los propios bancos y cajas de ahorro. Como conclusión, la tasa de ahorro de las familias era tan solo del 10% anual, la más baja de Europa, y todos pensábamos que este escenario no iba a tener fin.

 

En aquellos recortes de prensa del año 1996 se podía leer unos titulares impactantes y hoy muchas de aquellas previsiones desgraciadamente se han cumplido. España ha tenido que revisar las Pensiones endureciendo el acceso a las prestaciones máximas y lo que es peor, ha tenido que congelarlas.

Hoy los titulares de la prensa no auguran mejores tiempos para el futuro, pero las familias españolas han disparado la tasa de ahorro a la más alta de nuestra reciente historia económica e incluso a ser la más elevada de Europa. Esperemos que la crisis actual, de la que sin duda también saldremos, nos haga ser más previsores y dediquemos parte de este ahorro a mejorar nuestra larga y merecida  jubilación.